Los secretos de la personalidad

Cuando pensamos en cómo es una persona lo primero que se nos pasará por la mente serán rasgos que describan el comportamiento de ésta, ¿es sociable o tímido?, ¿activo o calmado?, ¿irritable o paciente? El conjunto integrado y organizado de caracteres  que definen a las personas y las diferencian de otras son los que conforman la personalidad, en otras palabras “nuestra forma de ser”.

Habitualmente nos planteamos cuestiones como ¿la educación de nuestros padres condiciona nuestra personalidad o hay algo más?, ¿por qué hermanos criados por los mismos padres adquieren personalidades distintas?, ¿se puede cambiar la personalidad de las personas? o ¿ por qué unas personas son más malhumoradas que otras? En este artículo trataremos de contepersonalidadstar a estas preguntas e inmiscuirnos en el misterio de la personalidad.

Desde una perspectiva genética, el estudio de la personalidad se centra en cinco campos de la personalidad, Five-Factor model (FFM), de los cuales dos de ellos son los más estudiados, el neuroticismo y la extraversión. La extraversión incluye la sociabilidad, impulsivilidad y viveza. El neuroticismo comprende cambios de humor, ansiedad e irritabilidad. Informes realizados mediante cuestionarios de autoevaluación para estos caracteres a gemelos homocigóticos y dicigóticos, criados juntos y por separado, así como a padres adoptivos y no adoptivos en
relación con su descendencia y hermanos adoptivos y no adoptivos nos indican una moderada influencia genética.

En los resultados se observó una mayor influencia de los genes en el caso de los gemelos homocigóticos tanto si se criaron juntos como si no y prácticamente nula en el caso de los padres y hermanos adoptivos. En cualquier caso las estimas de variabilidad son muy bajas en lo que concierne a la heredabilidad lo que nos indica  que los factores ambientales son importantes. Cabe destacar que son factores ambientales no compartidos, es decir, que toda la varianza ambiental hace a los niños que crecen en la misma familia distintos unos de Bart_Hugo_en_la_serieotros.

Además de los test de autoevaluación se llevaron a cabo otros estudios basados en evaluaciones realizadas a los compañeros de hermanos gemelos que concuerdan con los resultados anteriores. Sin embargo, al evaluar a las opiniones de los padres observamos incongruencias debidas a que los padres comparaban a sus hijos entre ellos, es decir se centraban en el más activo o el más tímido de ellos sin tener en cuenta que a pesar de que uno era más activo que otro en cuanto a otros niños de su misma edad ambos eran muy calmados.

Las nuevas direcciones que está tomando la genética se basan en la continuidad y el cambio de la personalidad en el tiempo. Por ahora, los resultados nos indican que la continuidad está relacionada con los factores genéticos a diferencia del cambio que son inducidos por el ambiente.

La investigación genética molecular sobre la personalidad nos aporta ciertos resultados interesantes como se muestra en algunos libros (Bejamin, Ebstein y Belmaker, 2000). Se han encontrado asociaciones entre varios genes candidatos y rasgos de personalidad.

Por ejemplo, un receptor de dopamina  puede estar asociado a “la búsqueda de novedades”, un rasgo de la personalidad. Los individuos con puntuaciones altas para la búsqueda de sensaciones suelen ser impulsivos, excitables, de genio vivo y extravagantes.

La teoría de Cloninger predice que en la búsqueda de novedades están implicadas  variaciones determinadas genéticamente en la transmisión de dopamina. Se tratcerebromamiferoa de un gen que codifica el receptor de dopamina D4 y se expresa principalmente en el cerebro, concretamente en el sistema límbico. Se trata de un gen con siete alelos que se diferencian en el número de repeticiones. Los alelos más cortos, con menos repeticiones,  codifican factores más eficientes para unir dopamina que los receptores codificados por los alelos largos. Según esta teoría, los individuos con alelos largos
son deficientes para la dopamina y buscan novedades para aumentar la liberación de esta. También se ha asociado la hiperactividad y la adicción a la heroína con individuos de alelos largos.

En conclusión, podemos decir, que la personalidad está determinada por una influencia genética moderada y que a su vez el factor ambiental no compartido posee un gran papel, lo que explicaría la diferencia en la personalidad entre hermanos criados por los mismos padres y que no sólo la educación de nuestros padres inciden en nuestra forma de ser. También podemos insinuar el posible cambio de personalidad de nuestros familiares, amigos, parejas o nosotros mismos con el tiempo según el ambiente del que se rodeen. Además, a pesar de ser un campo en experimentación empiezan a haber evidencias bioquímicas de la mayor susceptibilidad o irritación de algunas personas relacionadas con neurotransmisores. Por lo tanto, sí podemos decir que la personalidad se hereda pero también se hace, al nacer, e incluso antes, ya desde la misma concepción, todo ser vivo cuenta con una carga genética que va a determinar cómo será pero a lo largo de su vida la irá moldeando hasta construir su personalidad.

Bibliografía:

Plomin, Robert ; DeFries, Jonh C.  ; McClearn, Gerald E. and  McGuffin, Peter. Genética de la conducta. 2002. 255-265.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s